¿Quién es la Dra. Carrie Madej?


La Dra. Carrie Madej es una médico osteópata de medicina interna que combina la medicina tradicional con la holística. para una salud óptima. También dirigió dos grandes clínicas médicas en Estados Unidos. Con más de veinte años de experiencia, siempre le han fascinado las vacunas y ha pasado su vida estudiándolas.

Asistió a conferencias médicas de alto nivel en las que escuchó a los típicos "profesores malvados" exponer sus planes para la humanidad y cómo las vacunas contra el Coronavirus están diseñadas para convertirnos en organismos genéticamente modificados.

Como teme que los seres humanos orgánicos naturales estén en peligro, ya no ejerce la medicina, sino que dedica su tiempo a educar a los demás sobre las vacunas, la nanotecnología y los derechos humanos a través de múltiples plataformas y charlas.

Es miembro de la asociación "Stop World Control", donde explica que las nuevas vacunas están diseñadas para iniciar el proceso de transhumanismo:

 

El Dr. Madej explica que las vacunas contra el Coronavirus forman parte de un esfuerzo global para cambiar el genoma humano y controlar a la población; de hecho, las élites que venden las vacunas contra el COVID también están impulsando el transhumanismo; y ambos están estrechamente relacionados.

"Las vacunas COVID están diseñadas para iniciar el proceso de transhumanismo: contienen nanomáquinas biosensoras diseñadas para alterar el ADN humano y controlar la mente de las personas".

Afirma que las modificaciones genéticas y las nuevas tecnologías están a punto de cambiar lo que significa ser humano, y que las élites están realmente empujando los límites: La vacuna COVID cambiará la humanidad para siempre con el transhumanismo y la inteligencia artificial.

El Dr. Madej observó las vacunas COVID-19 de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson con un microscopio compuesto y observó indicios de "materiales superconductores" o un "sistema informático licuado": introducen genes extraños en nuestro ADN. Estas nanotecnologías han sido desarrolladas por la agencia militar estadounidense DARPA (The Defense Advanced Research Projects Agency), y básicamente serán capaces de vigilar el cuerpo del huésped para obtener toda una serie de informaciones.

"Un material superconductor sería algo así como un sistema informático inyectable. Esto es una prueba de que están poniendo un sistema operativo dentro de las personas".

También atestigua que esas vacunas contienen "nanotecnología transhumanista modificadora del ARN", pero también óxido de grafeno, parásitos, PEG (polietilenglicol), SM-102, nanocristales luminiscentes (luciferasa), tecnología derivada de líneas celulares de tejido fetal y organismos vivos de aluminio.

Existe un material patentado llamado luciferasa y en realidad es un método para introducir robots microscópicos en las vacunas con el fin de recoger datos biométricos de las personas que se vacunan. Todo esto cambiará el ADN de los receptores y los convertirá en organismos genéticamente modificados (híbridos) y en personas controlables.

"Esta no es una vacuna normal contra la gripe. Es algo totalmente diferente. Es un brebaje de brujas. Nunca he visto nada como esto en la ciencia o la medicina".

Los planes son conectar a los humanos con la inteligencia artificial y las redes de control global. Es el inicio del transhumanismo, convertirnos en HUMANOS 2.0. Esto puede sonar genial para aquellos que vieron demasiadas películas de ciencia ficción, pero la realidad es que acabaría con nuestra autonomía y nos convertiría en esclavos de las empresas tecnológicas globalistas que luego pueden controlarnos, sin que seamos conscientes de ello.
"La gente que está impulsando estas agendas también está impulsando estas inyecciones en todo el mundo. Van de la mano. Su plan es cambiar lo que es ser humano, y su objetivo es 2030".

Es la cuarta revolución industrial del transhumanismo: los humanos biológicos originales se mezclarán con la tecnología para crear una nueva raza de transhumanos o ciborgs, más fáciles de controlar. Las vacunas inyectan nanotecnología en nuestro cuerpo que nos conecta a la inteligencia artificial, a la nube y a una red de control mundial que puede vigilar cada una de nuestras respiraciones.

Además, sugiere que debemos ser muy cuidadosos porque las vacunas de ARNm causarán una respuesta inmune severa llamada tormenta de citoquinas. Esto no se demostró en los ensayos con animales porque estos ensayos fueron casi omitidos.

Por ejemplo, durante las pruebas de limitación de las nuevas vacunas Moderna, los efectos secundarios notificados fueron muy elevados. En el grupo de pruebas de dosis altas, 100% de los participantes tuvieron efectos secundarios. En el grupo de dosis bajas, 80% tuvieron efectos secundarios. Estos son sólo efectos secundarios a corto plazo. No tenemos ni idea de los efectos a largo plazo, obviamente.

Así que el médico nos está diciendo que no sólo esta nueva vacuna tiene prácticas genéticas cuestionables y posibles problemas de salud, sino que también tiene problemas de confidencialidad. Y no olvidemos que estamos apurando esta nueva vacuna e ignorando la seguridad de un virus que tiene una tasa de curación de 98% para la mayoría de las personas...

Más información sobre la Dra. Carrie Madej: 

 

https://rumble.com/vnpgtf-dr.-carrie-madej-why-is-rna-modifying-transhumanism-nano-technology-inside-.html

https://rumble.com/vbtp9v-dr.-carrie-madej-an-urgent-wake-up-call-about-new-covid-19-vaccineaka-mark-.html

https://www.bitchute.com/video/9XhAFo6Zl65y/