¿Cuál es la relación entre COVID-19, ID2020 e IoT?


Abril de 2020, todos estamos conmocionados por las imágenes de Bérgamo: el convoy de camiones militares que ha venido a llevarse los ataúdes de los muertos. Cada día una actualización sobre los infectados y los fallecidos, y sobre las medidas desesperadas adoptadas por los países de todo el mundo. El sufrimiento causado por el lockdown es más difícil de describir: el enmudecimiento de los solitarios, el dolor de las víctimas de la violencia doméstica, las penurias de los parados, la angustia de los pequeños autónomos y empresarios, sobre todo la situación de los habitantes del Tercer Mundo.

Pérdida de derechos civiles

Se habla de la "mayor amenaza desde la guerra", se dice que es la "hora más oscura de la humanidad". La retórica dramática tiene como objetivo principal cerrar filas. Al fin y al cabo, es necesario justificar por qué todos hemos perdido de la noche a la mañana gran parte de nuestros derechos civiles, por qué se ha cerrado la vida pública, por qué ya no funciona nada de lo que compone nuestra sociedad. Incluso las iglesias y las mezquitas están cerradas.

"La pena de uno es la alegría de otro" es un viejo dicho. El hecho es que no podemos saber de dónde viene realmente el virus. Pero también es un hecho que una crisis como la del COVID-19 ofrece un montón de oportunidades para quienes saben aprovecharlas. En un ambiente de miedo y declive económico, de repente se hacen posibles cosas que antes eran impensables. Como el 11-S y la posterior Ley Patriótica ya han ilustrado de forma impresionante, los ciudadanos están dispuestos a sacrificar sus derechos básicos en cualquier momento si se les protege de cosas tan terribles como los crueles terroristas o los insidiosos virus.

Pero también hay voces críticas que nos recuerdan que lo que está ocurriendo aquí probablemente no es compatible con la Ley Fundamental. Por ejemplo, Beate Bahner, abogada especializada en derecho médico, quiso acudir a los tribunales y demandar el reglamento sobre el coronavirus.

"¡Estoy verdaderamente consternado y no quiero tener que reprocharme no haber actuado como abogado y no haber defendido el Estado de Derecho con todos los medios a mi alcance! Porque las consecuencias del cierre para la sociedad, la economía, la democracia y sobre todo para la salud de las personas serán devastadoras", dijo Bahner. "El cierre, que no tiene precedentes en 70 años y que la Ley de Protección de la Infección no autoriza explícitamente, viola gravemente el principio constitucional de proporcionalidad y el deber constitucional del Estado de proteger las libertades civiles y la salud de sus ciudadanos. La Ordenanza Corona tiene incluso el peligroso potencial de destruir profunda y definitivamente nuestra Ley Fundamental, nuestros derechos fundamentales y nuestro libre orden democrático básico en sólo unas semanas".

Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos temen más al virus que a la pérdida de sus derechos fundamentales, y los expertos les han asegurado que todas estas medidas son necesarias.

Homo Deus y IoT

En sus libros Sapiens y Homo Deus, el autor de bestsellers Noah Yuval Harari describe la evolución de la humanidad desde la superstición animista a la superstición monoteísta hasta la luz de la ciencia y la tecnología, que permite a los humanos desarrollar poderes similares a los de Dios. El desarrollo culmina finalmente en el "Internet de las cosas" (IoT), y ahí es donde termina el libro Homo Deus, porque el desarrollo posterior ya no puede ser realmente captado con la mente de hoy. Aunque todavía es relativamente fácil imaginar cómo la conciencia de una persona controla varias cosas con la ayuda de una aplicación como Alexa, probablemente será demasiado imaginar cómo será cuando la propia conciencia humana pase a formar parte del IoT con la ayuda de la interfaz mente-máquina y se una con la conciencia de otras personas y de bastantes máquinas.

El término "Internet de los objetos" fue probablemente acuñado por Kevin Ashton en 1999. Por aquel entonces, Ashton consideraba que la identificación por radiofrecuencia (RFID) era esencial para la Internet de los objetos, que permitiría a los ordenadores gestionar todas las cosas individuales. Pero, en última instancia, no sólo habría que gestionar las cosas, sino simplemente todo, incluidas las personas. Sin embargo, pocas personas, salvo quizás algunos de los llamados biohackers, se dejarían implantar voluntariamente un chip de este tipo, a pesar de todas las tentadoras ventajas que ofrece. Tendría que ocurrir algo drástico para que la gente cambiara de opinión.

Por suerte, incluso antes del brote de SARS-CoV-2, Bill Gates encargó de forma preventiva "certificados digitales" para mostrar "quién se ha recuperado recientemente o se ha sometido a pruebas o, si tenemos una vacuna, quién la ha recibido".

Los "certificados digitales" son "tatuajes de puntos cuánticos" implantables en los que están trabajando investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y de la Universidad de Rice para llevar un registro de vacunación. Fue en diciembre del año pasado (es decir, en diciembre de 2019, ya que este artículo se escribió en abril de 2020) cuando los científicos de las dos universidades anunciaron que estaban trabajando en estos tatuajes de puntos cuánticos después de que Bill Gates se pusiera en contacto con ellos para resolver el problema de identificar a quienes no se habían vacunado.

La alianza ID2020

Los tatuajes de puntos cuánticos consisten en aplicar microagujas solubles a base de azúcar que contienen una vacuna y "puntos cuánticos" fluorescentes a base de cobre incrustados en cápsulas biocompatibles del tamaño de una micra. También se utilizará la enzima luciferasa, que en la naturaleza hace "brillar" a las luciérnagas, entre otras cosas. Una vez que las microagujas se disuelven bajo la piel, dejan atrás los puntos cuánticos encapsulados, cuyos patrones pueden ser leídos por una aplicación de teléfono móvil para identificar la vacuna administrada.

Es probable que los tatuajes de puntos cuánticos se complementen con otra empresa de Bill Gates llamada ID2020, que también está desarrollando la identidad digital. Actualmente, la forma más fácil de implantar la identidad digital es a través de los smartphone o implantes de microchips RFID. Mientras que Google y Apple se han unido para desarrollar una aplicación de seguimiento para los smartphone, asegurándonos que nuestra privacidad será preservada, el chip RFID será el enfoque de Gates.

ID2020 es una alianza que dice estar "marcando el rumbo de las identificaciones digitales y asegurando que éstas se implementen de manera responsable y sean universalmente accesibles". La capacidad de demostrar quién eres es un derecho humano básico y universal. Dado que vivimos en una era digital, necesitamos una forma fiable y segura de hacerlo tanto en el mundo físico como en línea".

Las ventajas son, por supuesto, evidentes (o están en tu mano):

  • Ya no se necesitan llaves ni contraseñas. La casa, el coche, el ordenador y otras aplicaciones diversas pueden abrirse y utilizarse de forma segura y sin problemas sólo por el propietario.
  • Se acabaron los pasaportes, los carnés de identidad, los permisos de conducir, las partidas de nacimiento y otros innumerables trapicheos burocráticos.
  • Nadie puede robarte la cartera o la tarjeta de crédito, ni estafarte en Internet con un documento de identidad falso.
  • Reducción radical de la delincuencia y el terrorismo (o lo que se ha definido como tal).
  • En caso de enfermedad, el médico ya conoce todo el historial y el estado del paciente.
  • etc. etc.

Y para los que todavía no están convencidos y les preocupa que con una identificación de este tipo se expongan totalmente al Gran Hermano o al Big Data: Con esta identificación, como ya se ha mencionado, se puede reconocer si alguien ya se ha vacunado contra el COVID-19. Si es así, no dude en volver a su vida normal, con todas las bonitas mejoras que ofrece el nuevo DNI. Si no es así, permanezca en cuarentena indefinidamente. Sin embargo, ten en cuenta que eres un RIESGO DE SEGURIDAD y que parece que no hay inmunidad (más duradera) sin vacunación.

El chip RFID ya está siendo utilizado, aquí por los empleados de TUI en Suecia. Arriba: Para abrir la cerradura de una puerta. Abajo: Para asegurar un smartphone.

A Bill Gates le gusta que le alaben como altruista porque se dice que gasta buena parte de su inmensa fortuna en causas humanitarias, como la investigación de una vacuna contra el COVID-19. Sin embargo, lo que resulta un tanto irritante es que, por un lado, Gates posee acciones de Coca-Cola por valor de 500 millones de dólares, pero por otro lado también posee acciones de empresas farmacéuticas como GlaxoSmithKline, Novartis, Roche, Sanofi, Gilead y Pfizer, ¡que entre otras cosas producen medicamentos contra la diabetes! ¡Así que primero gana por crear una enfermedad y luego por curarla!

También son irritantes las inversiones de Gates en plantas y animales modificados genéticamente. Aparte de las preocupaciones éticas y sanitarias, el principal resultado de estas técnicas es hacer que los agricultores dependan de productores como Monsanto. El Islam diría que la creación de, por ejemplo, una "supervaca", como promueve Gates, sería una blasfemia. Léeme.

(Actualización: Ahora también ha liberado 750 millones de mosquitos modificados genéticamente en Florida, curiosamente junto con el Pentágono).

Mirando de nuevo al futuro: En octubre de 2019, la Universidad John Hopkins, junto con la Fundación Bill y Melinda Gates y el FEM, celebró Event201, que simuló una pandemia de coronavirus para promover la colaboración entre diferentes instituciones en un escenario de este tipo.

 

De forma inquietante, los informes de los médicos indios siguen culpando a la campaña de Gates de una devastadora epidemia de parálisis flácida aguda no polio (NPAFP) que paralizó a 490.000 niños por encima de las tasas previstas entre 2000 y 2017. En 2017, el gobierno indio rechazó el programa de vacunación de Gates y le pidió que abandonara la India con su campaña de vacunación. Las tasas de NPAFP cayeron precipitadamente como resultado. Abundan las quejas similares en todo el mundo. El antiguo economista jefe de Nelson Mandela, el profesor Patrick Bond, describe las prácticas filantrópicas de Gates como "imprudentes e inmorales". Los informes sobre parálisis, esterilización y otros "efectos secundarios" provienen de Kenia, Tanzania, Nicaragua, México y Filipinas.

Robert F. Kennedy Jr, sobrino del ex presidente de los Estados Unidos, criticó duramente a Bill Gates. "Las vacunas son una filantropía estratégica para Bill Gates, ya que alimentan sus numerosos negocios relacionados con las vacunas y le dan un control dictatorial sobre la política sanitaria mundial, la punta de lanza del neoimperialismo empresarial", escribió Kennedy Jr. "La obsesión de Gates con las vacunas parece estar impulsada por una convicción mesiánica de que está destinado a salvar el mundo con la tecnología, y una voluntad similar a la de un dios de experimentar con las vidas de personas menores". Escribió: "Gates no sólo utiliza su filantropía para controlar la OMS, UNICEF, GAVI y PATH, sino que también financia a las empresas farmacéuticas que fabrican vacunas y a una vasta red de grupos de la industria farmacéutica que se dedican a la propaganda engañosa, los estudios fraudulentos, la vigilancia y el uso del poder y el dinero para silenciar la disidencia y forzar la conformidad. "

También es interesante ver quién más pertenece a esta alianza ID2020. En primer lugar, cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas, lo que sin duda le da un aire de seriedad. Un poderoso patrocinador (tanto de la ONU como de ID2020) desde 2017 es la Fundación Rockefeller, de la que no hace falta decir mucho. Probablemente baste con citar lo que dice de sí misma para quedarse tranquilo: "Desde 1913, la Fundación Rockefeller ha tratado de mejorar el bienestar de la humanidad en todo el mundo". Lea aquí.

También forma parte del consejo el director general de Gavi, la alianza de vacunas fundada por Gates, y algunos miembros del consejo han cambiado de J.P. Morgan. Accenture, una empresa global de consultoría de gestión y servicios profesionales, se unió como socio fundador en junio de 2017. Accenture ha estado activo en el mercado de criptomonedas desde 2011 y se especializa en el análisis técnico de las tendencias de criptografía en curso. Accenture ha recibido el encargo del Banco Central de Suecia, entre otros, de trabajar en una nueva criptodivisa gubernamental.

El IoT

Las criptomonedas están creando una revolución monetaria y son un componente esencial del IoT. Al hacer redundantes algunas funciones intermedias, desafían el paradigma de las monedas tradicionales y el papel de los bancos centrales y las instituciones financieras. Las criptodivisas amenazan con perturbar los mercados financieros porque pueden emitirse sin la participación o el apoyo de un banco central u otros actores del sector financiero tradicional.

Al igual que un documento de identidad no emitido por el Estado de ID2020 perturba las formas tradicionales de identificación del Estado, la criptodivisa internacional perturba la forma tradicional de las monedas del Estado. Por supuesto, con la ayuda del Banco Mundial, el FMI o el BCE, los bancos centrales ya están controlados, que a su vez han tenido durante mucho tiempo la soberanía, pero todavía los estados nacionales tienen demasiada influencia, y cuantas más personas con voluntades potencialmente individuales estén involucradas, peor. La gente, por desgracia, no siempre funciona como debería.

La tecnología subyacente a las criptomonedas, el Libro de Consenso Distribuido (DCL), es revolucionaria. Proporciona registros completos de las transacciones sin necesidad de utilizar un registro central. Esto permite realizar transacciones directas de cliente a cliente, eliminando la necesidad de que los actores tradicionales, como las instituciones financieras nacionales, actúen como intermediarios y garantes de la moneda. El DCL es una cuenta de transacciones replicada en múltiples nodos de Internet o en una red privada virtual (VPN). Cada transacción está firmada de forma única con la clave privada del usuario. La integridad y la confirmación de las transacciones se aplican mediante criptografía y se acuerdan por consenso de los nodos de la DCL.

IOTA es una criptomoneda creada para el IoT

Microsoft ha ideado algo especial y lo acaba de patentar a finales de marzo: La actividad del cuerpo humano asociada a una tarea proporcionada a un usuario puede utilizarse en un proceso de minería de un sistema de criptomoneda. Un servidor puede proporcionar una tarea al dispositivo de un usuario que está comunicado con el servidor. Un sensor acoplado comunicativamente o incluido en el dispositivo del usuario puede detectar la actividad corporal del usuario. Los datos de la actividad corporal pueden ser generados en base a la actividad corporal detectada del usuario. El sistema de criptomoneda, que está acoplado comunicativamente al dispositivo del usuario, puede verificar que los datos de actividad del cuerpo cumple con una o más condiciones establecidas por el sistema de criptomoneda y asignar criptomoneda al usuario en consecuencia.

Realmente revolucionario: a través del chip en el cuerpo, se mide la actividad y se produce dinero en consecuencia. Tenga en cuenta el número de patente: WO/2020/060606. No está del todo claro si el número fue asignado por la oficina de patentes por casualidad o si un empleado estaba haciendo una broma sarcástica: 060606 - 666. El chip se está probando actualmente en África. Si algo sale mal allí, a nadie le importa.

Patente Wo / 2020/060606

Pero con un documento de identidad y una criptodivisa universalmente reconocidos, el dominio del Estado se erosiona. Parece paradójico: mientras los países del mundo cierran sus fronteras, practican el egoísmo nacional y las medidas totalitarias, el COVID-19 está alimentando silenciosamente una revolución que erosionará el orden de los estados-nación. La IO creará sus propios protocolos y órdenes que intervendrán profundamente en nuestras vidas, en la economía y en el medio ambiente y acabarán determinándolo todo, mientras que los gobiernos nacionales, incluyendo a sus ciudadanos, asumirán cada vez más el papel de funcionarios. El Nuevo Orden Mundial se está formando en el IoT, y el COVID-19 es el bienvenido catalizador que tiene una sorprendente sintonía. Si la plaga fuera más débil, la gente no adoptaría el chip porque no se asustaría lo suficiente. Si el COVID-19 fuera demasiado mortífero, se desataría el caos y las cosas no podrían arreglarse como deberían. ¡Verdaderamente extraordinario!

Microchipping

No obstante, será interesante ver cómo Bill Gates e ID2020 consiguen implantar su plan, ya que muchos cristianos y un número creciente de musulmanes se oponen a la idea del microchip y a cualquier forma de tecnología de identificación invasiva del cuerpo. Algunos legisladores y políticos cristianos de Estados Unidos han intentado incluso prohibir toda forma de microchips implantados. La principal razón por la que muchos cristianos se oponen a las tecnologías de identificación invasiva del cuerpo es porque creen que tales tecnologías aparecen como la llamada "marca de Satanás" mencionada en la Biblia. En el Libro del Apocalipsis, quien no tenga esta "marca" no podrá comprar ni vender nada.

En noviembre del año pasado, la empresa tecnológica danesa BiChip, que tenía contratos para fabricar implantes de microchips para el gobierno danés y la Marina de Estados Unidos, tuvo que cancelar el lanzamiento de su supuestamente "revolucionario" implante de microchips impulsado por la IoT después de que activistas cristianos atacaran sus oficinas en Copenhague. Lea aquí.

Al menos la ARD tuvo la amabilidad de dar a Gates una tribuna en horario de máxima audiencia en la noche del domingo de Pascua en el Tagesthemen para que pudiera proclamar la necesidad de la vacunación universal y que no se podría volver a la normalidad sin ella. "Pero no tienen elección. La gente finge que tiene elección... Pero para todo el mundo, la normalidad no volverá hasta que hayamos vacunado en gran medida a toda la población mundial". Véalo aquí.

¡La policía, tu amigo y ayudante! "¡Amigo mío, te ayudaré!"

Mientras Gates pudo explicar sus planes para el bien de la humanidad de forma bien expuesta, casi al mismo tiempo la mencionada abogada crítica Beate Bahner fue detenida por un escuadrón especial de la policía e ingresada en la "sala de aislamiento" cerrada del hospital psiquiátrico de Heidelberg. Sigue así al virólogo Dr. Thomas Binder, que también fue recogido por un comando especial de la policía un día antes que ella en Suiza e ingresado en el psiquiátrico. También él se había manifestado en contra de las normas de cuarentena y de las vacunas. En su cuenta de Twitter escribió: "¡Cuanto más se aleja una sociedad de la verdad, más odia a quienes la dicen!". El comunicado oficial fue: "Como se sospechaba que el sospechoso de inestabilidad mental podía estar armado, la policía tomó precauciones especiales de seguridad en torno al edificio".

Desde entonces, el Tribunal Constitucional Federal ha considerado que la prohibición de la libertad de reunión viola efectivamente la Ley Fundamental, pero ¡primero coge a los que afirman exactamente eso con la brigada especial!

"¡Estoy sentado en el mismo barco o en casa con vosotros! ¡Soy uno de vosotros! "

Bill Gates es el hombre más admirado del mundo, según una encuesta de YouGov . Lea aquí.

El artículo anterior fue escrito en abril de 2020 y ha sido poco editado. En este tiempo han pasado muchas cosas.