¿Suspende Japón 1,6 millones de dosis de la vacuna Moderna tras los informes de contaminación?


Japón anunció el 26 de agosto que suspende el uso de unos 1,63 millones de dosis de la vacuna Moderna COVID-19 debido a los informes de contaminación.

Informes de contaminación

El Ministerio de Sanidad del país dijo que se encontraron "materiales extraños" en al menos 390 dosis -o 39 viales- de la vacuna Moderna procedentes de ocho centros de vacunación, según The Asahi Shimbun.

 

Takeda Pharmaceutical, empresa farmacéutica japonesa que distribuye las vacunas Moderna en Japón, había recibido informes de contaminación en varios centros de vacunación. El Ministerio de Sanidad se enteró posteriormente del asunto el 25 de agosto, informó el medio.

"Es una sustancia que reacciona a los imanes... podría ser metálica", dijo un funcionario del ministerio, según Nikkei Asia.

 

Los informes de contaminación afectan a un lote con un total de 565.400 dosis. El ministerio dijo que había decidido suspender el lote como medida de precaución tras consultar con Takeda. También suspendió otros dos lotes.

Los tres lotes contienen en total 1,63 millones de dosis de vacunas, que se han distribuido a 863 centros de vacunación de todo el país. El ministerio pedirá a los centros que no las utilicen.

Las autoridades dijeron que se ha administrado un número desconocido de dosis del lote afectado, pero hasta ahora no se han notificado efectos adversos.

Takeda dijo en un comunicado que había pedido a Moderna que investigara la seguridad de la vacuna como una cuestión de emergencia. También compartió los números de lote, que son 3004667, 3004734 y 3004956.

"Moderna confirma haber sido notificada de casos de partículas que se han visto en viales de productos farmacéuticos de su vacuna COVID-19", dijo Moderna en un comunicado. "La compañía está investigando los informes y sigue comprometida a trabajar rápidamente con su socio, Takeda, y los reguladores para abordar esto".

El Ministerio de Sanidad dijo que todas las vacunas que se están poniendo en marcha en Japón son fabricadas por una empresa con sede en España.

No estaba claro de inmediato si el problema afectaba a los suministros de la vacuna Moderna a otros países.

El Secretario Jefe del Gabinete, Katsunobu Kato, dijo que el gobierno japonés está discutiendo con Takeda las formas de minimizar el efecto sobre el despliegue de la vacunación en el país.

"Haremos todo lo posible para evitar cualquier impacto en el progreso de la vacunación, especialmente en los lugares de trabajo y en los centros de gran escala", dijo Kato.

Alrededor del 43% de la población de Japón ha sido vacunada en su totalidad; cerca del 50% ha recibido al menos una dosis.