¿Sabías que la segregación ya comenzó en los Estados Unidos?


El concepto de salud y seguridad de un individuo que es segregado y protegido de otros empleados debido a la enfermedad, el coronavirus, la salud, el bienestar, el crimen, el fraude o el comportamiento.

Kongiganak, una aldea de menos de 500 habitantes en Alaska, está exigiendo a sus habitantes, la gran mayoría de los cuales son nativos americanos, que estén completamente vacunados para poder ir de compras.

Según la AP, más de un tercio de los residentes de Kongiganak han contraído el coronavirus de Wuhan y sólo dos han muerto a causa de él. Pero no está claro cuántos de los que supuestamente contrajeron el virus tuvieron síntomas o si éstos fueron graves. Lea aquí.

Sheila Phillip, secretaria del Consejo Tradicional de Kongiganak, dijo que "las personas que están totalmente vacunadas pueden entrar en las dos tiendas del pueblo si llevan máscarillas y siguen las pautas de distanciamiento social". Lea aquí.

Sin embargo, las personas que no han recibido las vacunas experimentales contra el coronavirus "pueden hacer pedidos por teléfono y sus pedidos se entregan en su casa", dijo Phillip.

Harvey Paul, director general de Qemirtalek Coast Corporation, que vende comestibles, sólo permite la entrada de cuatro personas a la vez en su tienda. Paul explicó que la tribu proporciona una lista con los nombres de las personas vacunadas. Los que entran en la tienda tienen que estar en la lista para poder comprar.

"Cada dos días nos dan una nueva lista", dice Paul. "La lista es cada vez más grande. Eso es una buena señal, ¿sabes?"

Paul cree que obligar a la gente a vacunarse para poder comprar en persona alimentos y otros productos es algo bueno.

"Les da el incentivo: 'Oye, será mejor que yo también me vacune para poder ir a la tienda'", dijo Paul. "La mejor manera de frenar este virus es vacunarse".

Las tiendas cercanas de Bethel y otros pueblos del delta del Yukon-Kuskokwim permiten la entrada a los compradores no vacunados. Sin embargo, el Yukon-Kuskokwim Fitness Center también practica la segregación. Volvió a abrir sus puertas el 1 de marzo, pero sólo para personas totalmente vacunadas. Lea aquí.

La directora de las instalaciones del centro de fitness, Stacey Reardon, explicó en una entrevista con los medios públicos KYUK los planes para verificar a las personas vacunadas: "A la hora de registrarse, todo el mundo tiene que mostrar su tarjeta de vacunación del CDC y una identificación con foto".

Sin embargo, un edificio lleno de personas vacunadas no significa que las mascarillas sean opcionales. Reardon dijo:

"Todo el mundo tiene que llevar máscarillas todo el tiempo. Y sólo hay dos excepciones: al nadar y al ducharse".

No está claro si se hará alguna excepción para las mujeres embarazadas o las personas alérgicas a los ingredientes de las vacunas contra el coronavirus, que no están aprobadas por la Food and Drug Administration, sino que sólo han recibido la Autorización de Uso de Emergencia (EUA). Tampoco está claro si las personas que sufrieron un shock anafiláctico justo después de recibir la vacuna o tuvieron otra reacción grave a la misma y, por lo tanto, no recibieron una segunda dosis, podrán entrar en las tiendas "sólo para vacunados".