¿Protege la vitamina D a los pacientes con síntomas graves de COVID-19?


Una nueva investigación del Trinity College de Dublín y de la Universidad de Edimburgo ha estudiado la relación entre la vitamina D y el COVID-19 y ha descubierto que la radiación ultravioleta B (UVB) residencial en las semanas previas a la infección por el COVID-19 proporciona una fuerte protección contra la enfermedad grave y la muerte.

Conexión entre la deficiencia de vitamina D y el COVID-19

Estudios anteriores han encontrado una asociación entre la deficiencia de vitamina D y una mayor susceptibilidad a las infecciones respiratorias virales y bacterianas. Del mismo modo, varios estudios observacionales han encontrado una fuerte asociación entre la deficiencia de vitamina D y el COVID-19, pero podría ser que estos efectos estén confundidos y sean en realidad el resultado de otros factores, como la obesidad, la edad avanzada o las enfermedades crónicas, que también se asocian con niveles bajos de vitamina D.

Para abordar esta cuestión, los investigadores pudieron calcular los niveles de vitamina D "predichos genéticamente" que no se ven afectados por otros factores demográficos, de salud y de estilo de vida, utilizando la información de más de 100 genes que determinan el estado de la vitamina D.

La aleatorización mendeliana es un enfoque analítico particular que permitió a los investigadores utilizar datos genéticos para examinar si existe una relación causal entre la vitamina D y la COVID-19. Algunos estudios anteriores lo han intentado, pero no han podido demostrar una relación causal. Esto puede deberse a que ignoraron la radiación UVB del sol, que es la principal fuente de vitamina D para la mayoría de las personas.

Los investigadores estudiaron por primera vez conjuntamente los niveles de vitamina D predichos genéticamente y los predichos por los rayos UVB. Casi medio millón de personas del Reino Unido participaron en el estudio, y la exposición ambiental a los rayos UVB antes de la infección por COVID-19 se evaluó individualmente para cada participante.

Al comparar las dos variables, los investigadores descubrieron que la correlación con la concentración de vitamina D medida en el torrente sanguíneo era tres veces mayor para el nivel de vitamina D predicho por la radiación UVB que para el predicho genéticamente. Los investigadores también descubrieron que la radiación UVB en la residencia de una persona antes de la infección por COVID-19 estaba fuerte e inversamente relacionada con la hospitalización y la muerte. Esto sugiere que la vitamina D puede proteger contra la enfermedad COVID-19 grave y la muerte.

 

Recomendación de suplemento de vitamina D

Aunque los resultados del análisis de aleatorización mendeliana no fueron concluyentes, hubo algunas pruebas de un posible efecto causal.

Debido a la asociación relativamente débil entre los niveles de vitamina D predichos genéticamente que se utilizaron para el análisis de aleatorización mendeliana, es posible que el número de casos del estudio actual fuera demasiado pequeño para determinar de forma convincente un efecto causal.

La profesora Lina Zgaga, catedrática de epidemiología de la Facultad de Medicina del Trinity College y autora principal del estudio, dijo:

"Nuestro estudio proporciona más pruebas de que la vitamina D puede proteger contra la infección grave por COVID-19. Es esencial realizar un ensayo controlado y aleatorizado de suplementos de vitamina D adecuadamente diseñado. Hasta entonces, dado que los suplementos de vitamina D son seguros y baratos, es definitivamente aconsejable tomar suplementos y protegerse de la deficiencia de vitamina D, especialmente cuando el invierno está a la vuelta de la esquina.

Evropi Theodoratou, catedrática de epidemiología del cáncer y salud mundial de la Universidad de Edimburgo e investigadora principal del estudio, afirmó:

"Dada la falta de terapias altamente efectivas contra el COVID-19, creemos que es importante estar abiertos a los nuevos resultados de estudios rigurosamente realizados sobre la vitamina D".

"El Covid-19 puede tratarse con vitamina D", concluyó un estudio VITAL en el que participaron 61 médicos de la Academia de Medicina de Turín.

 

El Dr. Xue Li, investigador del estudio de la Universidad de Zhejiang, dijo:

"Nuestro estudio apoya la recomendación de la suplementación con vitamina D no sólo para mantener la salud ósea y muscular durante el bloqueo, sino también por los beneficios potenciales en términos de protección contra el COVID-19".

Ante el estricto bloqueo impuesto por los gobiernos de todo el mundo, corresponde a los ciudadanos, a los pensadores, a los investigadores y a los científicos cuestionar si tales métodos son realmente correctos y singularmente útiles para combatir el brote de COVID-19.