72

Según acaba de saber 2020News, la casa del juez Christian Dettmar del Tribunal de Familia del Distrito de Weimar ha sido perquisicionada hoy. Su oficina, sus instalaciones privadas y su coche fueron perquisicionados. El teléfono móvil del juez fue confiscado por la policía. El juez había tomado una decisión sensacional el 8 de abril de 2021, muy inconveniente para la política del gobierno.

Protección de la niñez

A propuesta de una madre, el juez había dictaminado en un procedimiento de protección de menores con arreglo al artículo 1666 del Código Civil alemán (BGB), ref.: 9 F 148/21, que se prohibía con efecto inmediato a dos escuelas de Weimar exigir a los alumnos que llevaran máscarillas de cualquier tipo (especialmente las cualificadas, como las FFP2), que cumplieran con el distanciamiento social y que participaran en las pruebas rápidas del SARS-CoV-2. Además, determinó que la enseñanza presencial debía mantenerse. Véase en el pdf al final del artículo el texto completo de la sentencia, que incluye tres dictámenes periciales.

Era la primera vez que se presentaban pruebas ante un tribunal alemán sobre la razonabilidad y necesidad científica de las medidas anti-Covid prescritas. Los peritos que comparecieron fueron la higienista Prof. Dr. med Ines Kappstein, el psicólogo Prof. Dr. Christof Kuhbandner y la bióloga Prof. Dr. rer. biol. hum. Ulrike Kämmerer.

Conclusión del juez

Tras examinar la situación de hecho y de derecho y evaluar los dictámenes periciales, el juez llegó a la conclusión de que las medidas adoptadas suponían un peligro actual para el bienestar mental, físico o psicológico del niño, hasta el punto de que podía preverse con un alto grado de certeza un daño significativo en caso de que siguiera desarrollándose sin intervención.

Escribió: "...los niños no sólo corren un riesgo para su bienestar mental, físico y espiritual por la obligación de llevar mascarillas durante el horario escolar y mantener la distancia entre ellos, sino que se les está perjudicando. Además, esto viola numerosos derechos de los niños y sus padres en virtud de la ley, la constitución y los convenios internacionales. Esto se aplica, en particular, al derecho al libre desarrollo de la personalidad y a la integridad física del artículo 2 de la Ley Fundamental, así como al derecho del artículo 6 de la Ley Fundamental a la crianza y al cuidado por parte de los padres (también en lo que respecta a las medidas de atención sanitaria preventiva y a los "objetos" que deben llevar los niños)..."

El juez estuvo de acuerdo con la evaluación de los expertos de que las máscarillas no eran útiles para la eliminación del virus, que la prueba PCR no podía detectar una infección causante de la enfermedad con la certeza necesaria, y que la transmisión asintomática no desempeñaba ningún papel detectable epidemiológicamente con respecto al SARS-CoV-2. Por el contrario, las máscarillas tendrían un impacto negativo en la salud de los niños debido a la contaminación relacionada con la manipulación. La realización de pruebas en las clases escolares sería innecesaria, perjudicial y también extremadamente problemática en términos de protección de datos.

La sentencia del juez confirma la valoración de la madre: "Se perjudica físicamente, psicológicamente y pedagógicamente a los niños y se vulneran sus derechos sin que esto se vea contrarrestado por ningún beneficio para los propios niños o terceros".

Sentencia del juez

En conclusión, el juez declaró: "100.000 alumnos de primaria tendrían que soportar todos los efectos secundarios del uso de mascarillas para prevenir una sola infección por semana. Calificar este resultado de simplemente desproporcionado sería una descripción totalmente inadecuada. Más bien demuestra que el legislador estatal que regula este ámbito ha caído en una desconexión fáctica que ha alcanzado proporciones históricas.

La decisión, que 2020News analizó con más detalle aquí, había causado un gran revuelo. Sólo en el sitio web de 2020News se había descargado unos dos millones de veces.

Sobre el Tribunal Administrativo de Weimar

Al margen del procedimiento con otras partes, la decisión en cuestión había sido calificada de ilegal por el Tribunal Administrativo de Weimar sin ninguna justificación comprensible.

Poco después, en un caso similar, un juez de Leipzig impuso a una madre soltera gastos judiciales de 18.654,00 euros por un importe en litigio de 4.120.000,00 euros -con un tope de 500.000,00 euros- que sólo puede calificarse de ficticio, al tiempo que rechazó su petición judicial. Parece evidente que el juez de Leipzig puede haber estado motivado por consideraciones extrañas en su determinación de los gastos, que se desviaron tan descaradamente de la cantidad real en litigio de 4.000 euros.

Registro de la casa del juez por motivos políticos

La perquisición en la casa del juez Dettmar, cuya independencia esta garantizada por el artículo 97 I GG -los jueces son independientes y sólo se somete a la ley-, tuvo lugar obviamente por motivos políticos.

Ver también

Artículo 97 de Ley Fundamental de la República Federal de Alemania:

 

El juez Dettmar está representado por el abogado defensor de Hamburgo Dr. h.c. jur. Gerhard Strate:

 

Tribunal Local de Weimar, Orden del 08.04.2021, Ref.: 9 F 148/21:

Amtsgericht-Weimar-9-F-148-21-EAO-Beschluss-anonym-2021-04-08_online

 


, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Te gusta? ¡Comparte con tus amigos!

72

¿Cuál es su reacción?

confused confused
5
confused
fail fail
2
fail
love love
3
love
lol lol
3
lol
omg omg
4
omg
win win
1
win