69

El 1 de diciembre de 2020, el ex jefe de investigación respiratoria de Pfizer, el Dr. Michael Yeadon, y el especialista en pulmones y ex jefe del departamento de salud pública, el Dr. Wolfgang Wodarg, presentaron una solicitud ante la EMA1La Agencia Europea del Medicamento, responsable de la aprobación de medicamentos en toda la UE, para la suspensión inmediata de todos los estudios de la vacuna contra el CoV 2 del SARS, en particular el estudio de BioNtech/Pfizer sobre BNT162b (número EudraCT 2020-002641-42).


El Dr. Wodarg y el Dr. Yeadon exigen que los estudios -para la protección de la vida y la salud de los voluntarios- no continúen hasta que se disponga de un diseño de estudio adecuado para abordar las importantes preocupaciones de seguridad expresadas por un número cada vez mayor de científicos de renombre contra la vacuna y el diseño del estudio.

Por un lado, los peticionarios exigen que, debido a la conocida falta de precisión de la prueba PCR en un estudio serio, se utilice la llamada secuenciación Sanger. Esta es la única manera de hacer declaraciones fiables sobre la eficacia de una vacuna contra el Covid-19. Sobre la base de las numerosas pruebas de PCR de calidad muy variable, no se puede determinar con la certeza necesaria ni el riesgo de enfermedad ni el posible beneficio de la vacuna, por lo que probar la vacuna en humanos no es ético en sí mismo.

Además, exigen que se excluya, por ejemplo, mediante experimentos con animales, que se puedan materializar los riesgos ya conocidos por estudios anteriores, que se originan en parte por la naturaleza de los coronavirus. Las preocupaciones se dirigen en particular a los siguientes puntos:

  • La formación de los llamados "anticuerpos no neutralizantes" puede dar lugar a una reacción inmunitaria exagerada, especialmente cuando la persona que se somete a la prueba se enfrenta al virus real, "salvaje", después de la vacunación. Esta llamada amplificación dependiente de los anticuerpos, ADE, se conoce desde hace mucho tiempo por los experimentos con vacunas corona en gatos, por ejemplo. En el curso de estos estudios, todos los gatos que inicialmente toleraron bien la vacunación murieron después de contraer el virus salvaje.
  • Se espera que las vacunas produzcan anticuerpos contra las proteínas de espiga del SARS-CoV-2. Sin embargo, las proteínas de espiga también contienen proteínas homólogas a la sincitina, que son esenciales para la formación de la placenta en mamíferos como el ser humano. Hay que descartar absolutamente que una vacuna contra el SRAS-CoV-2 pueda desencadenar una reacción inmunitaria contra la sincitina-1, ya que de lo contrario podría producirse una infertilidad de duración indefinida en las mujeres vacunadas.
  • Las vacunas de ARNm de BioNTech/Pfizer contienen polietilenglicol (PEG). 70% de las personas desarrollan anticuerpos contra esta sustancia - esto significa que muchas personas pueden desarrollar reacciones alérgicas, potencialmente mortales, a la vacunación.
  • La duración demasiado corta del estudio no permite una estimación realista de los efectos tardíos. Al igual que en los casos de narcolepsia tras la vacunación contra la gripe porcina, millones de personas sanas se verían expuestas a un riesgo inaceptable si se concediera una aprobación de emergencia y la posibilidad de observar los efectos tardíos de la vacunación. No obstante, al parecer BioNTech/Pfizer presentó una solicitud de aprobación de emergencia el 1 de diciembre de 2020.

 


¿Te gusta? ¡Comparte con tus amigos!

69

¿Cuál es su reacción?

confused confused
2
confused
fail fail
1
fail
love love
3
love
lol lol
3
lol
omg omg
2
omg
win win
1
win