¿Exige Austria "vacunarse" o "curarse" para acceder a los restaurantes y la cultura?


A partir del lunes no bastará con un test negativo para el Covid-19. El país se enfrenta a un aumento de las infecciones.

Nuevas restricciones

Austria anunció el viernes 5 de noviembre que, a partir del lunes 8 de noviembre, el acceso a restaurantes, hoteles e instituciones culturales requerirá la vacunación o una cura Covid-19, ya que el país se enfrenta a un aumento de los casos de infección.

Las nuevas restricciones entrarán en vigor el lunes, con un periodo de transición de cuatro semanas para animar a la gente a vacunarse, dijo el viernes el canciller Alexander Schallenberg. "Nadie quiere dividir a la sociedad, pero es nuestra responsabilidad proteger a la población de nuestro país", subrayó en una rueda de prensa.

En virtud de las nuevas normas, ya no basta con dar negativo en la prueba del Covid-19 para los servicios que implican un contacto estrecho con los clientes, como la peluquería, y sólo se permite a las personas vacunadas o curadas asistir a reuniones de 25 o más personas.

Más de 9.300 nuevos casos el viernes

En Austria, con una población de unos nueve millones de habitantes, se registraron el viernes más de 9.300 nuevos casos, un nuevo récord diario para 2021. Además de la saturación de las unidades de cuidados intensivos de los hospitales, Austria, que depende en gran medida del turismo, teme ser incluida en la lista de países a evitar por otros países debido a la rápida propagación del coronavirus.

Alrededor de 64% de la población está totalmente vacunada, lo que está por debajo de la media de la UE de 67%. El jueves, Viena ya había anunciado medidas similares. Austria ha sufrido más de 11.450 muertes por Covid-19.