¿Ha encontrado Alemania a su Edward Snowden?


El 22 de septiembre, Langemann Medien publicó en su canal de YouTube una entrevista con un joven matemático e informático que podría pasar a la historia como el Edward Snowden alemán, que ha sido vista casi 500.000 veces hasta la fecha. Le llamaremos "Eduard Schneeten" (por razones obvias, desea permanecer en el anonimato).

Maniobra "Anticovid"

Con el apoyo del politólogo Thomas Röper (Anti-Spiegel.de, Apolut.net), Eduard Schneeten ha cribado millones de documentos durante los últimos seis meses utilizando un software especial. De este modo, fue posible descubrir el modus operandi de los pilotos de la llamada maniobra "Anticovid" y demostrar que se trataba de una red muy bien engranada con una misión precisa: obligar a la población mundial por cualquier medio a someterse a los dictados de los intereses privados bajo el pretexto de la "salud pública".

Estas redes están ahora claramente identificadas gracias a los dos analistas.

 

El vídeo de Langemann Medien presenta el primer documento (169 páginas) de una serie que se publicará en forma de libro dentro de unos dos meses, ya que la presentación actual en forma de hojas de cálculo y gráficos de Excel no es fácil de consultar para los no especialistas. Lea aquí.

 

El análisis se divide como sigue:

- Las 20 o 30 figuras clave que continúan tranquilamente su trabajo a la sombra de figuras notorias como Gates o Schwab;
- Los flujos financieros internacionales y su (colosal) escala;
- Las ONG (cuyo papel en la financiación es fundamental), las universidades y las grandes empresas a través de las cuales fluyen los fondos.
Estos flujos han sido cuantificados por Schneeten y Röper. Se ha llamado la atención de los analistas, por citar sólo un ejemplo, sobre una pequeña e insignificante casa suburbana en Estados Unidos que es utilizada como "apartado postal" por varias ONG con decenas de millones de dólares.
- El modus operandi para la toma de posesión de los gobiernos e instituciones occidentales.

Todos los documentos consultados están a disposición del público, y el software utilizado, aunque es caro y, por tanto, suele ser adquirido por gobiernos o agencias de inteligencia, también puede ser adquirido por cualquiera. Por tanto, ni Thomas Röper ni Eduard Schneeten pueden ser acusados de espionaje, indiscreción o ilegalidad. Se han excluido rigurosamente los informes de oídas o de información privilegiada. Todos los datos proceden de fuentes originales y no han sido editados.

¿No es de extrañar que ningún periódico, cadena de televisión o publicación en línea occidental que se beneficia de la generosidad financiera de Gates -la BBC, Le Monde y otros- estuviera dispuesto a realizar una investigación como la de Schneeten y Röper?

Proyecto de confianza en las vacunas

Schneeten y Röper, que no se conocían hasta hace seis meses, afirman con rotundidad que la llamada maniobra anti-covid se viene gestando desde al menos 2017, cuando de repente el dinero fluye por caminos claramente definidos y los contactos se multiplican y condensan en las redes identificadas. Además, la mayoría de las ONG implicadas en el programa se crearon en 2017.

El proyecto en su forma actual parece haber surgido en 2016, aunque Heidi Larson, una de las figuras clave, la esposa del barón Peter Piot, ya había fundado el Proyecto de Confianza en las Vacunas en 2010, junto con GlaxoSmithKline, Johnson&Johnson, la Comisión Europea, etc. Entre los socios se encuentran Facebook, Chatham House, la OMS, el Instituto Robert Koch y la Charité de Christian Drosten.

El Dr. Larson, profesor de antropología y "ciencias del riesgo y la decisión" (sic) en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, está especializado en "la gestión de los rumores (sic) y los riesgos, desde los ensayos clínicos hasta la comercialización y la creación de confianza en la población" (sic).

Hay que señalar que Röper y Schneeten no especulan en ningún momento sobre el origen del virus o los objetivos más o menos ocultos de estas redes. Se limitan a su campo de experiencia y a los hechos, teniendo en cuenta que la misma campaña histérica podría haberse desencadenado con las mismas consecuencias en el caso de cualquier otra enfermedad, por ejemplo, la "gripe española 2.0".

Como ejemplo del poder de estas redes, el 3 de agosto de 2021 se publicó una carta abierta al presidente Biden en la que se le instaba a convocar una "Cumbre Global de Inmunización" para vacunar al 70% de la población mundial antes de septiembre de 2022. El 22 de septiembre, seis semanas después, sin convocar al Congreso ni consultar a los votantes (aunque los contribuyentes están pagando por ello), Biden cumplió, anunciando una asociación entre la UE y EE.UU. para una "ofensiva mundial de inmunización." Los firmantes de la carta abierta figuran como representantes de diversas organizaciones no gubernamentales, pero todos tienen importantes conflictos de intereses en el sector privado, como Scott Gottlieb, miembro del consejo de administración de Pfizer.

En el centro de la red examinada por Schneeten y Röper se encuentra el marido de la profesora Larson, el barón Peter Piot, natural de Bélgica y nombrado director de la London School of Hygiene and Tropical Medicine en 2010. Desde 2009 es miembro de la Fundación Gates y se presenta como un científico imparcial. En realidad, la London School of Hygiene and Tropical Medicine ha recibido 143 "donaciones" de Bill Gates en los últimos 20 años, que ascienden al menos a $185 millones, a los que hay que añadir los $170 millones del Wellcome Trust. Peter Piot es asesor de la Comisión Europea sobre Covid (órgano consultivo sobre el Covid-19), asesor personal de la Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, sobre el Covid-19, miembro de la Academia Alemana de Ciencias Leopoldina, miembro del CEPI, miembro del Consejo de Administración de Novartis, miembro de la Academia Francesa de Medicina.

Para entender la estructura de la red, lea primero el informe Análisis de la red del complejo Corona, que es la primera parte del trabajo de Schneeten y Röper. Ofrecen un servicio público. Sólo podemos esperar que el público se interese por ellos, porque nuestra supervivencia depende de ello.