El CNRS, socio emblemático del grafeno