¿Un estudio encontró que la vacuna de Pfizer contiene altos niveles de óxido de grafeno tóxico?


Investigadores españoles han descubierto que la vacuna contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech Wuhan (COVID-19) contiene óxido de grafeno.

Óxido de grafeno en las vacunas

El equipo de investigación del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Almería ha publicado recientemente un informe titulado "Detección de Óxido de Grafeno en Suspensión Acuosa: Estudio observacional en microscopía óptica y electrónica".


En este estudio, los investigadores españoles descubrieron que cada dosis de la vacuna de Pfizer que examinaron contenía unos 747 nanogramos de óxido de grafeno. Esto significa que más del 99 por ciento de la vacuna de Pfizer estaba compuesta en su totalidad por óxido de grafeno.


El óxido de grafeno, un material formado a partir del grafito, es una sustancia tóxica conocida. Estudios anteriores han demostrado que los materiales basados en el grafeno, como el óxido de grafeno, pueden causar una toxicidad dependiente de la dosis. Puede dañar el hígado y los riñones, estimular la formación de granulomas en los pulmones, disminuir la viabilidad de las células y desencadenar la apoptosis celular o muerte celular preprogramada.


Los estudios con animales han descubierto que la inyección de óxido de grafeno en el cuerpo deposita la sustancia tóxica en los pulmones, el hígado, el bazo y los riñones. Los investigadores también han informado de la dificultad para limpiar el material fuera del cuerpo.

Además, muchas máscaras faciales comercializadas por empresas están recubiertas o revestidas de grafeno.

En su informe, los investigadores españoles también descubrieron cantidades significativas de óxido de grafeno en los hisopos utilizados en las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y de antígenos. Estas pruebas se utilizan supuestamente para detectar el COVID-19.

Experto médico: No hay razón para que el óxido de grafeno esté en las vacunas "salvo para asesinar a la gente"

La revelación sobre el informe español y el óxido de grafeno en las vacunas de Pfizer salió a la luz por primera vez después de que el comentarista conservador Stew Peters lo informara en su programa, The Stew Peters Show.

Peters trajo a la experta en medicina e investigadora farmacéutica desde hace 20 años, la Dra. Jane Ruby, al episodio del 8 de julio de su programa para hablar de lo que es el óxido de grafeno y sus efectos en el cuerpo humano.


Escuche la conversación completa entre Peters y Ruby en The Stew Peters Show aquí:

Durante su programa, Peters preguntó a Ruby si el óxido de grafeno es venenoso. Ella respondió diciendo: "Definitivamente es un veneno". Ruby pasó a explicar algunas de las formas en que el óxido de grafeno es peligroso para las personas. Dijo:

"Destruye literalmente todo el interior de la célula. Explota las mitocondrias. Crea una situación en la que el cuerpo está en un camión de bomberos de 10 alarmas y la inflamación, citoquinas, quimioquinas. Esto es increíblemente violento... la tormenta inflamatoria entra y tiene una afinidad particular para crear una inflamación aguda de los pulmones, crea una tormenta inflamatoria en el tejido cardíaco y en el tejido cerebral... No hay otra razón para que esto esté en [las vacunas] excepto para asesinar a la gente".

Peters estuvo de acuerdo con la conclusión de Ruby. Añadió su preocupación sobre por qué los medios de comunicación convencionales no informan más ampliamente sobre el descubrimiento de óxido de grafeno en las vacunas. Su única conclusión es que estas empresas también deben estar implicadas.

"Ellos están en esto. Te quieren muerto. Son parte de la trama de asesinato", dijo.

Ruby estuvo de acuerdo con la evaluación de Peters. Especuló que la única otra explicación sería que la producción masiva y la vacunación de la gente con las vacunas de Pfizer es "un experimento global masivo y sin consentimiento".

Peters añadió que la supuesta eficacia y la tasa de éxito de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 se "difundió por todas partes".

"¿Cómo pueden demostrarlo? ¿Fue sólo una mentira? ¿Se han inventado una cifra arbitraria?". preguntó Peters.

Ruby completó su conversación con Peters señalando que, según los investigadores españoles, muchos de los síntomas más comúnmente asociados con el COVID-19 también podrían ser causados por niveles excesivos de grafeno en el cuerpo.

Luego advirtió que Pfizer y otras empresas farmacéuticas estaban desarrollando una versión inhalante de la vacuna. Esta versión inhalante sería más potente porque iría directamente a los pulmones. "Crea una tormenta pulmonar de neumonía de inmediato", dijo Ruby.

El experto médico advirtió entonces que, si se autoriza el uso de emergencia de esta versión de la vacuna, se disparará el número de muertes súbitas debidas a casos de neumonía por "flash respiratorio".