¿Exige Australia el embargo de los ahorros, las casas y los permisos de conducir de las personas con multas impagadas de Covid?


Los australianos han acumulado tantas multas por incumplir los tiránicos mandatos de la Covid 19 que el estado de Queensland amenaza ahora con tomar medidas contra quienes no hayan pagado, hasta llegar a perder la cuenta bancaria, la vivienda o el carné de conducir.

Reglamentos ridículos

Según informa el Brisbane Times, Queensland, cuya capital es Brisbane, ha impuesto hasta ahora más de 3.046 multas a 255 personas y empresas acusadas de "incumplir la normativa" durante la pandemia de coronavirus. Las multas suman la friolera de $5,2 millones.

Sin embargo, dadas las ridículas regulaciones que se han puesto en marcha, esto no es sorprendente. Por ejemplo, los australianos pueden ser multados si se alejan demasiado de su casa, si permanecen fuera más de una hora, si son sorprendidos sin máscara, incluso si están solos; se enfrentan a una multa. La policía reparte multas en la calle y en puestos de control aleatorios instalados en las carreteras. Estos puestos de control se establecieron supuestamente para controlar la pandemia del covid y rastrear los contactos.

Además, los que regresan a Queensland están sometidos a una estricta normativa de cuarentena, en virtud de la cual se les obliga a entrar en cuarentena y deben pagar los gastos de hotel durante el periodo de detención.

Se han introducido tarjetas de vacunación en forma de códigos QR digitales que se escanean con teléfonos móviles. Los escaneos registran su paradero, lo que facilita a la policía la detección de infracciones de la covid.

 

Además, la mayoría de los habitantes de Queensland han estado sin trabajo durante meses debido a la pandemia, lo que ha dejado al gobierno sentado sobre una montaña de multas sin pagar. Sólo alrededor del 56,4% de las multas han sido o están en proceso de ser pagadas; el 25,2% "han sido investigadas o seguían abiertas al pago sin que se tomaran medidas".

El Registro Estatal de Ejecución de Sanciones (SPER) se ha ocupado de las multas restantes y ahora está llevando a cabo la "ejecución activa" de otro 18,4 por ciento de las multas, por valor de unos $1 millones (740.000 libras), que, según un portavoz, "puede incluir el embargo de cuentas o salarios, el registro de cargos en la propiedad o la suspensión de permisos de conducir", informó el periódico.

Eso significa que si te pillan infringiendo las normas de Covid y no pagas la multa, podrías perder tu casa, tus ahorros o tu permiso de conducir.

"Los habitantes de Queensland esperan, con razón, que los viajeros paguen sus estancias en hoteles en cuarentena, no que los contribuyentes paguen la factura", dijo una portavoz de Salud de Queensland a The Times.

Con 2.045 facturas de hotel muy atrasadas (de un total de 44.350) que suman $5,7 millones sin pagar, Queensland está recurriendo a agencias de cobro privadas. Curiosamente, la portavoz de Queensland Health no dijo cuánta comisión podrían recibir las agencias de cobro en virtud del acuerdo porque se trata de un asunto confidencial", escribió el Times.