¿Es este el futuro que alguien quiere?


¿Adónde nos llevan nuestros líderes distópicos? Esa es la pregunta que todo el mundo debería hacerse. Cada día, casi desde el inicio del primer lockdown del año pasado, vemos sucesivas y acumuladas pruebas de la respuesta desproporcionada y a la vez muy selectiva del gobierno a la amenaza que supone el Covid-19. En otros países esta decidida irracionalidad ha sido posiblemente peor, pero nosotros estamos más o menos a la par con ellos.

Esto nos lleva a preguntarnos hasta qué punto el covid -y el calentamiento global antropogénico- ha sido exagerado, de forma engañosa y despiadada, para conducir a la sociedad hacia un futuro distópico de vigilancia, control y cero libertades.

El siguiente enlace es un vídeo que exagera la visión de este mundo distópico. Por favor, déjalo correr hasta el final, ya que sólo entonces el mensaje se vuelve realmente claro.

¿Es esta la sociedad con la que están dispuestos a conformarse los millennials desesperados por sus pases de vacunas? Es una pregunta mucho más para ellos que para cualquier persona que ahora cobre una pensión - aunque estos últimos harían bien en examinar sus conciencias por lo que, a través de su sumisión, conformidad y rechazo a cuestionar la narrativa oficial, pueden haber permitido que ocurra.