¿Dijo el globalista Klaus Schwab que el mundo "nunca" volverá a la normalidad después del COVID?


En su libro "Covid-19: The Great Reset", Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, afirma que el mundo "nunca" volverá a la normalidad, a pesar de admitir que el coronavirus "no supone una nueva amenaza existencial".

James Delingpole, de Breitbart, desvela cómo Schwab es aún más explícito en su libro sobre el plan de la élite para explotar la pandemia del COVID que en sus declaraciones públicas. Lea aquí.

Schwab ha presionado continuamente para que se aproveche el COVID para impulsar un nuevo orden mundial, afirmando:

"Ahora es el momento histórico no sólo para luchar contra el... virus sino para dar forma al sistema... para la era post-corona".

Sin embargo, va más allá en el libro, dejando claro que la élite financiera nunca permitirá que la vida vuelva a la normalidad, sugiriendo que los lockdowns y otras restricciones serán permanentes.

"Muchos de nosotros nos preguntamos cuándo volverán las cosas a la normalidad", escribe Schwab. "La respuesta corta es: nunca. Nada volverá a la sensación de normalidad 'rota' que prevalecía antes de la crisis porque la pandemia de coronavirus marca un punto de inflexión fundamental en nuestra trayectoria global."

El globalista hace esta afirmación a pesar de admitir que la amenaza que supone el COVID palidece en comparación con las pandemias anteriores.

"A diferencia de ciertas epidemias pasadas, la COVID-19 no supone una nueva amenaza existencial", escribe.

Schwab deja claro que la "Cuarta Revolución Industrial" o "The Great Reset" cambiará fundamentalmente el funcionamiento del mundo.

"Se avecinan cambios radicales de tal envergadura que algunos expertos han denominado la era "antes del coronavirus" (BC) y "después del coronavirus" (AC). Nos seguirá sorprendiendo tanto la rapidez como la naturaleza inesperada de estos cambios: al combinarse entre sí, provocarán consecuencias de segundo, tercer, cuarto y más orden, efectos en cascada y resultados imprevistos", escribe.

Como explica Delingpole en su columna, el "Gran Reajuste" no es más que un reajuste de la vieja agenda globalista que se ha ido tambaleando durante la última década.

A saber, un gobierno dictatorial tecnocrático por parte de una pequeña élite, el "nuevo acuerdo verde", la abolición gradual de la propiedad privada, un salario mínimo garantizado que verá cómo los puestos de trabajo son sustituidos por robots, una represión de las libertades personales y la reducción de la libertad de movimiento.

Como ya hemos destacado anteriormente, la idea de que el mundo nunca volverá a la normalidad después del COVID está siendo impulsada por el establishment de forma generalizada.

Un alto funcionario del ejército estadounidense dijo que el uso de máscaras y el distanciamiento social se convertirán en algo permanente, mientras que el editor de seguridad internacional de la CNN, Nick Paton Walsh, afirmó que el uso obligatorio de máscaras se convertirá en algo "permanente", "simplemente parte de la vida", y que el público tendrá que "aceptarlo". Lea aquí. Y aquí.

Consulte la Agenda Global en el sitio web del Foro Económico Mundial: