¿Puede el extracto de hoja de diente de león bloquear la unión de las proteínas de la espiga al receptor de superficie celular ACE2?


ensalada ecológica para una vida sana

Las proteínas de la espiga del SARS-CoV-2 pueden ser DETENIDAS por una "mala hierba" común que se extermina del césped cada año. Un estudio universitario alemán descubrió que el diente de león común (Taraxacum officinale) puede bloquear la unión de las proteínas de la espiga a los receptores de la superficie celular ACE2 en las células pulmonares y renales humanas. El extracto acuoso de diente de león, extraído de las hojas secas de la planta, fue eficaz contra la proteína de la espiga D614 y una serie de cepas mutantes, como D614G, N501Y, K417N y E484K.

El extracto de diente de león bloquea las proteínas de la espiga del CoV-2 del SARS y sus variantes

Los investigadores utilizaron compuestos de alto peso molecular tomados de un extracto acuoso de diente de león y los pusieron a prueba en células humanas de riñón HEK293-hACE2 y de pulmón A549-hACE2-TMPRSS2. El diente de león bloqueó las interacciones proteínicas entre la subunidad S1 de la proteína espiga y el receptor de superficie celular ACE2 humano. Este efecto también fue cierto contra las mutaciones de la proteína spike de las variantes predominantes en circulación, incluyendo la variante del Reino Unido (B.1.1.7), la sudafricana (B.1.351) y la brasileña (P.1).


El extracto de diente de león impidió que las partículas de lentivirus pseudotípicas del SARS-CoV-2 se adhirieran a las células pulmonares y detuvo un proceso inflamatorio denominado secreción de interleucina-6. Dado que el estudio se realizó in vitro, se necesitan más estudios clínicos para comprender cómo se absorbe y utiliza el extracto de diente de león en los sistemas biológicos del cuerpo humano.

Mientras las vacunas debilitan la inmunidad colectiva, las hierbas naturales prometen una verdadera prevención, una inmunidad más sustancial

Aunque se han invertido decenas de miles de millones de fondos públicos en el desarrollo de vacunas experimentales y en campañas de propaganda, el mundo sigue luchando contra nuevas infecciones respiratorias, ya que el SARS-CoV-2 se ve presionado a mutar en diferentes variantes. No hay pruebas que sugieran que los coronavirus puedan ser erradicados de la Tierra, por lo que la adaptación humana será esencial en el futuro. El extracto de diente de león es una de las muchas hierbas que ayudarán a una respuesta inmunitaria saludable. Mejor aún, el extracto de diente de león podría prevenir las infecciones por completo, al bloquear el canal preciso por el que se adhieren las proteínas de la espiga y causan la replicación viral.

Otros compuestos naturales se han investigado mediante estudios de acoplamiento molecular. La nobiletina es un flavonoide aislado de las cáscaras de los cítricos. La neohesperidina, un derivado de la hesperetina, es un glucósido de flavanona que también se encuentra en los cítricos. La glicirricina es un compuesto molecular extraído de la raíz de regaliz. Estas tres sustancias naturales también bloquean la unión de las proteínas de la espiga a los receptores de la ECA2. El extracto hidroalcohólico de cáscara de granada bloquea la proteína de la espiga en el receptor ACE2 con una eficacia del 74%. Cuando se probaron sus principales constituyentes por separado, la punicalagina tuvo una eficacia del 64% y el ácido elágico del 36%.

Estos compuestos naturales (junto con el extracto de diente de león) pueden producirse fácilmente en masa, combinarse y desplegarse como medicina preventiva para todas las futuras variantes de la proteína del pico. Estas hierbas son generalmente reconocidas como seguras, y no se conocen casos de sobredosis con el extracto de hoja de diente de león. Según la Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia, la dosis recomendada de hoja de diente de león es de 4 a 10 gramos remojados en agua caliente, hasta tres veces al día.


Los autores del estudio advierten que la dependencia de las vacunas es arriesgada y peligrosa, no sólo para la salud individual sino también para la inmunidad de grupo. La dependencia de las vacunas sólo se centra en el aumento de los anticuerpos y está demostrando ser una intervención de alto riesgo con resultados a corto plazo. Las lesiones causadas por las vacunas son frecuentes. También son frecuentes las reinfecciones tras la vacunación, ya que la vacuna presiona a la proteína original de la espiga para que mute.

Los autores concluyen: "Por lo tanto, factores como la baja toxicidad en humanos y la inhibición eficaz de la unión de cinco mutaciones relevantes de la espiga al receptor humano ACE2, como se informa aquí in vitro, animan a un análisis más profundo de la eficacia de T. officinales en la prevención del SARS-CoV-2 y ahora requiere más pruebas clínicas confirmatorias."

Adjunto

El diente de león común (Taraxacum officinale) bloquea eficazmente la interacción entre el receptor de superficie celular ACE2 y la proteína de espiga D614 del SARS-CoV-2, los mutantes D614G, N501Y, K417N y E484K in vitro

2021.03.19.435959v1.full

¿Cuál es su reacción?

confused confused
0
confused
fail fail
2
fail
love love
7
love
lol lol
1
lol
omg omg
0
omg
win win
2
win