¿Muestran los datos de Inglaterra una eficacia global negativa de la vacuna?


Desde noviembre, se discute la eficacia real de los medicamentos transgénicos de BioNTech/Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson&Johnson. Pfizer había lanzado una campaña de relaciones públicas en noviembre de 2020 para demostrar una eficacia inusualmente alta.

Los efectos secundarios y las trampas mortales son mayores en los individuos vacunados

Ya habían surgido dudas en la revisión, que se ven confirmadas por la experiencia en el mundo real. Los datos recientes de Inglaterra muestran ahora que, a lo largo de 30 años, la probabilidad de infección es mayor en los individuos vacunados, y en el caso de las hospitalizaciones y las muertes, la tasa de riesgo relativo, incluidos los efectos secundarios y las trampas mortales antes de llegar al día 14 después de la dosis 2, es más de 40% mayor que en los individuos no vacunados.

El listón de la eficacia de la vacuna se puso muy alto con el comunicado de prensa de Pfizer del 18 de noviembre de 2020 en el que se afirmaba: "El análisis de eficacia primaria muestra que BNT162b2 es 95% eficaz contra COVID-19".

Sin embargo, en un artículo publicado en el prestigioso British Medical Journal, el coeditor Peter Doshi se queja, como se ha informado, de la falta de datos importantes y de una serie de ambigüedades y contradicciones. Descubrió unos 4.000 casos de sujetos que fueron excluidos prematuramente del estudio. Señala:

"Una estimación aproximada de la eficacia de la vacuna contra el desarrollo de los síntomas de covid 19, con o sin un resultado positivo de la prueba PCR, sería una reducción del riesgo relativo de 19%, muy por debajo del umbral de eficacia de 50% establecido por los reguladores para su aprobación. Incluso después de restar los casos que se produjeron en los 7 días siguientes a la vacunación (409 con la vacuna de Pfizer frente a 287 con el placebo), que deberían incluir la mayoría de los síntomas debidos a la reactogenicidad de la vacuna a corto plazo, la eficacia de la vacuna sigue siendo baja: 29%."

Entre el 19 y el 29 por ciento es algo menos de lo que se afirma y sólo un poco más útil como vacuna. Desde entonces, han aparecido muchos más estudios de los fabricantes y de las agencias gubernamentales (por ejemplo, AGES o UKHSA) en los que se afirma que la eficacia es del orden del 80 al 95%.

 

Eficacia desde el punto de vista del vacunado

El truco es que la eficacia se calcula sólo a partir de un punto fijo en el tiempo, es decir, 14 días después de la segunda dosis. Y el truco es además que ya no se mantiene la afirmación inicial de que la vacunación protege contra la infección. Pero contra los cursos graves y la muerte se supone que la eficacia sigue siendo muy alta.

Sin embargo, desde el punto de vista de la persona vacunada, es relevante una visión global. De poco me sirve que me hospitalicen o incluso que muera a causa de los efectos secundarios antes del día 14 después de la segunda vacunación. Si tengo que decidirme a favor o en contra de una vacuna, tiene sentido tener una visión global de la eficacia desde la primera picadura. Los efectos secundarios aumentan el índice de riesgo relativo. En el estudio de Pfizer, se demostró que la vacunación debilita el sistema inmunitario al reducir el número de linfocitos, lo que aumenta el riesgo de infecciones con un curso grave.

Todo esto se puede ver en la última edición del "Informe de vigilancia de la vacuna COVID-19" de la semana 42 de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) donde se registraron los casos de Covid-19 por estado de vacunación para las semanas 38 a 41. (Ver anexo al final)

A este respecto, ya he informado de que los datos muestran una reducción negativa del riesgo de infección para todas las edades a partir de los 30 años, es decir, las personas vacunadas tienen más probabilidades de infectarse que las no vacunadas. Aquí para ver cómo se traduce eso en la reducción del riesgo relativo (RRR) y la reducción del riesgo absoluto (ARR) para los vacunados:

La tabla 3 del informe UKHSA muestra el número de ingresos hospitalarios. Las dos columnas de la derecha muestran los casos por cada 100.000 vacunados y no vacunados, respectivamente:

A partir de ahí, se puede calcular de nuevo la RRR:

El valor medio se ha ponderado por el número respectivo de personas en el grupo de edad según la ONS.

Pero desde el punto de vista del vacunado, también hay que tener en cuenta la influencia de los efectos secundarios en la tasa de riesgo. A continuación se incluyen los efectos secundarios y las muertes identificadas en el estudio del profesor Harald Walach, Rainer Klement y el analista de datos holandés Wouter Aukema.

 

En el estudio se determinó que el número de casos en los que se produjeron reacciones adversas fue de 700 por cada 100.000 vacunas, de las cuales 16 fueron graves, y el número de reacciones adversas mortales fue de 4,11/100.000 vacunas. Dado que casi todas las personas vacunadas, con la excepción de Johnson&Johnson que sólo se aplicó marginalmente, fueron vacunadas dos veces, estas tasas deberían duplicarse. En primer lugar, se muestra la RRR global de hospitalizaciones, incluyendo los eventos adversos:

No he considerado aquí la reducción de la eficacia debida a los casos de hospitalización después de la primera picadura y antes de la dosis 2 más 14 días. Sin embargo, ya existe un empeoramiento del riesgo global en comparación con los no vacunados, de modo que la vacunación aumenta realmente el riesgo de hospitalización.

El cuadro 4 muestra el número de muertes según el estado de vacunación. Las dos columnas de la derecha muestran los casos por cada 100.000 vacunados y no vacunados, respectivamente:

A partir de ahí, los RRR se calculan de nuevo como sigue:

La columna Antes de D2+14 contiene las muertes después de la dosis 1 de la Tabla 4.

En el riesgo real de los vacunados frente a los no vacunados, hay que incluir el riesgo de efectos secundarios y muertes por Covid en el periodo que va desde la 1ª picadura hasta los 14 días posteriores a la segunda. Y sobre todo esto último es bastante significativo, como muestran los datos. En la suma de todos los grupos de edad, se trata de un número considerable de 88 casos en las semanas 38 a 41.

Se vacunó a 750.794 personas con la primera dosis y a 630.825 con la segunda en el periodo comprendido entre el 20 de septiembre (inicio de la semana 38) y el 17 de octubre (final de la semana 41), lo que supone un total de 1.381.619 vacunaciones. Por tanto, por cada 100.000 vacunaciones, hubo 6,4 muertes por cada 100.000 vacunados entre la primera picadura y la dosis 2 más 14 días (88/1.381.619*100.000).

Y en esta combinación, también hay un aumento del riesgo para las personas vacunadas:

Así pues, la conclusión es que tenemos una eficacia negativa no sólo en infecciones, sino también en hospitalizaciones y muertes.

Limitaciones

Estas consideraciones y cálculos se basan en la evaluación de la base de datos de los Países Bajos para los efectos secundarios. Hubo críticas al respecto cuando se retiró el estudio tras su publicación inicial, porque los datos eran sólo casos sospechosos pero no confirmados. Se utilizó la base de datos holandesa porque tenía el mayor número de casos de todos los países de la UE. Sin embargo, en estas bases de datos hay una infradeclaración masiva, que la asociación farmacéutica austriaca Pharmig estimó en 6% en un comunicado de prensa.

En una evaluación reciente realizada por el autor invitado, el Dr. Andreas Hoppe (miembro de dieBasis), se confirman las cifras del estudio de Walach/Klement/Aukema, y en algunos casos incluso vemos cifras considerablemente más altas.

Las condiciones en Inglaterra apenas difieren de las del Espacio Económico Europeo.

La formación del valor medio sobre los grupos de edad fue necesaria porque no se dispone de un desglose a estos grupos de edad para los efectos secundarios. No conozco ninguna distribución por edades para los efectos secundarios. Por cierto, esto es exactamente lo contrario que en el caso de las muertes: los jóvenes están más afectados que los mayores.

Adjunto

 COVID-19 Informe de vigilancia de vacunas Semana 42